Textos

"Diablito" Pérez habla sobre su preparación, el enfoque y su rival Scott Jorgensen

Fightland Blog

Por Djatmiko Waluyo

Fotografías por Djatmiko Waluyo.

La Arena Ciudad de México reconocía el nombre, reconocía el rostro y reconocía a su compatriota que se encaminaba al octágono el pasado 13 de junio en UFC 188. Caminaba Alejandro “Diablito” Pérez para enfrentar a Patrick Williams bajo la ovación del público. El oriundo de Aguascalientes se había ganado la afición de todo el país tras presentarse bajo el ojo público en la primera temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, misma que terminó ganando cuando venció a José “Teco” Quiñonez en la final, realizado en UFC 180.

“Diablito” Pérez recibía la luz de la arena, su cara enfocada, concentrado en la tarea. El MMA, sin embargo, es duro, puede ser cruel y las noches pueden terminar en segundos. Esa noche sólo duró 23 segundos para el mexicano, después de que recibiera un repentino upper que lo sacudía, haciéndolo tambalear y al final caer por una profunda guillotina que no hizo más que dejarle una mirada decaída. Pero las caídas son para las levantadas, y a sus 26 años de edad, estando entre los mejores del mundo, habiendo ganado su debut en UFC que le dio el prestigio de ser el ganador de TUF Latinoamérica, Alejandro Pérez se mantiene firme.

“El objetivo viene siendo el mismo, la meta viene siendo la misma”, dijo el mexicano. “Yo sigo para el frente y tomando las cosas como son, pero también viendo las cosas positivamente. Tengo fe que puedo seguir adelante y es como llevo mi día a día. Todo lo que hago lo hago lo mejor que puedo y haciendo todo lo que me dicen los entrenadores, enfocándome en lo que necesito hacer para salir adelante.

No hubo lamentación ni descanso. El “Diablito” Pérez regresó al tatami de inmediato, un tatami de lujo que recibe a las figuras como Cain Velasquez, Daniel Cormier y Luke Rockhold. American Kickboxing Academy en San José, California ha sido la casa del mexicano desde hace más de un año, junto a su compatriota Gabriel “Moggly” Benítez.

“Para seguir entre los mejores necesitas confianza, seguridad y trabajo duro. Con esto va el esfuerzo, la dedicación y constancia día a día”, aseguró Pérez. “Me siento ahorita muy bien. Estoy entrenando todas las artes marciales, mejorando y me siento muy contento. Ahorita mi campamento viene siendo muy similar a los anteriores porque estoy trabajando todas las áreas del MMA, la pelea de pie, en el suelo y la defensa y el ataque en la lucha.

Pérez regresará al octágono el próximo 21 de noviembre, nuevamente en su país natal, pero ahora en la Arena Monterrey.

“Es un gran honor pelear otra vez frente a toda mi gente, frente a mi país. Es un honor para mí y lo hago con mucho gusto. Voy a dar lo mejor de mí para ganar esta pelea y seguir adelante”.

Del otro lado del octágono estará Scott Jorgensen, un experimentado peleador con once peleas en UFC y diez peleas en WEC, habiendo peleado por el título de WEC contra Dominick Cruz, y enfrentado a lo mejor de las divisiones ligeras como Renan Barao, Urijah Faber y Brad Pickett. Jorgensen es un peleador inconfundible, te tez clara tras años con vitíligo, portando por lo general una cresta roja con su cabello y tatuado en tintas de colores llamativos. Ciertamente, el veterano no ha tenido los mejores resultados recientemente, pero es sin duda uno de los peleadores más completos y más peligrosos en la división.

“Jorgensen es un gran peleador”, reconoció el Pérez. “Cuando yo todavía estaba iniciando mi carrera, peleando en México, yo ya lo conocía, lo veía pelear en WEC y ya había visto varias peleas de él. Antes de que yo entrara al programa de desarrollo de UFC, él ya había pasado a UFC. Entonces sé que está muy experimentado y es un peleador peligroso, pero yo confío en que puedo, confío en mí, confío en mi entrenamiento, en mi trabajo, en que sí puedo, y al final de cuentas es un peleador igual que yo. Así que vamos a dar todo. Yo tengo la oportunidad de pelear con él, y es una gran oportunidad porque él ya tiene mucha carrera. Yo sólo quiero salir a pelear, y claro, ganar; y qué mejor que hacerlo contra alguien que ya tiene tantas peleas en UFC”.

Historias Relacionadas:

Alejandro Perez: "Voy a ser campeón del mundo"

Alejandro Perez se suma a UFC Monterrey

Recordando Total Combat 33 en la Arena México

 

Comentarios