Textos

Hiperrealismo, podcasts y MMA: El arte de Evan Shoman

Fightland Blog

Por Tania Pereda

Ilustraciones por Evan Shoman.

La primera entrevista que le hice a Evan Shoman se perdió en mi computadora quemada. Como cuando el perro se come la tarea. Estaba apenada por no haber rescatado la información que me dio Evan anteriormente; sin embargo, hace un par de semanas recibí un mail de Evan con un saludo y una única frase que me dio la confianza para contactarle de nuevo: “¿Se publicó la entrevista o sigue editándose porque soy DEMASIADO increíble?”, decía el mail.

La personalidad de Evan es ocurrente y divertida, lo sabes desde que cruzas el primer saludo. Lo saben también los invitados del programa de radio semanal por internet llamado Crimson Canvas, donde Ryan Loco, Dan Rosey, Dion Harrison y Evan discuten lo que más les gusta: el MMA y la lucha libre de la WWE. En cada emisión tienen de invitado a un atleta, un artista, un analista o una personalidad del medio. A pesar de llevar poco tiempo con su programa, los anfitriones Ryan y Shoman cuentan con la experiencia de haber dirigido  el programa Tapout Radio.

A Shoman me le acerqué en primer instante para hablar de su obra; y la famosa frase, “la práctica hace al maestro”, define su trabajo. Sus dibujos son tan realistas que la gente pregunta si está hecho en Photoshop. Hay que observar detenidamente los detalles del retrato para descubrir la mano del artista y a veces se seguirá dudando.

Leyendas de Pride FC.

Leyendas de UFC.

A pesar de que las obras originales no rebasan los cuarenta y cinco centímetros, Evan invierte hasta sesenta horas en cada dibujo y a la fecha cuenta con un aproximado de trescientos retratos hiperrealistas. Destacan la colección de peleadores de MMA, aunque también hay dibujos de jugadores de basquetbol, superhéroes, boxeadores, luchadores de la WWE, artistas, atletas variados, músicos… Su condición para dibujar a una persona (exceptuando los trabajos a comisión), es que se encuentre en su mejor etapa, que sea campeón o que sea un ícono de su disciplina.

La increíble habilidad de Evan podría ser un don, pero él se lo adjudica a las décadas que lleva dibujando. Dibujar es algo que hizo desde niño y de manera autodidacta. Comenzó dibujando a los jugadores de basquetbol que admiraba él y sus amigos, y fue en el 2005 cuando comenzó a realizar retratos de peleadores, inaugurando esa vertiente con un dibujo de Chuck Liddell.

En cuanto su programa de radio, el estilo en Crimson Canvas puede definirse con la adecuada etiqueta bajo la que se les encuentra en redes sociales: #LibreDeDrama. Actualmente existen once podcasts—uno de ellos referente al UFC en Monterrey del pasado 21 de Noviembre de 2015.

“No somos el programa de radio tradicional”, comenta Evan al respecto de la dinámica del programa.. “Aquí los invitados no responderán las mismas preguntas una y otra vez. Preguntas como: ¿estás listo para esta pelea? O ¿estás entrenando? ¡Por supuesto que están entrenando! Esas preguntas aburren a los atletas. Nosotros queremos que hablen de las cosas que les gustan aunque no tengan que ver con MMA. Queremos que se suelten, se diviertan y queden con ganas de regresar”.

En el último episodio de Crimson Canvas, realizado el pasado 11 de diciembre, tienen como invitado a “Sugar” Rashad Evans. El peleador platica de su familia, sus problemas con el peso, la infancia, mujeres y tiburones. Hay risas garantizadas y una dinámica fluida entre los anfitriones y el peleador, justamente lo que siempre buscan.

Aunque sólo tiene alrededor de cinco mil seguidores en redes sociales, los trabajos de Evan son los primeros resultados del internet cuando se busca “dibujos a lápiz del UFC” (UFC pencil drawing). Por la asombrosa calidad de su trabajo, le pregunto si ya ha hecho algún poster o retrato para las ligas profesionales de combate y le pregunto si el UFC le ha contactado para adquirir algún diseño, ante lo cual comenta entre risas:

“He hecho todo lo posible para que Dana [White] se fije en mi trabajo. He mandado emails, tuits, incluso hablé con él en persona en varias ocasiones. Creo que no lo ve como una buena inversión. Lo entiendo. Si ya genera cientos de millones, no perdería el tiempo con un artistilla del lápiz, sin importar que tan chingón dibujara”.

En el catálogo de los dibujos que se encuentra en la pagina web de Evan, están las reproducciones originales, y el peleador retratado puede adquirir la ilustración como regalo, y también puede hacer un pago simbólico que consiste en un intercambio por unas cuantas firmas sobre las reproducciones. Los retratos firmados de Jens Pulver, Bas Rutten, “Rampage” Jackson, Dan Henderson y Benson Henderson, entre otros, se han agotado, y Evan comenta que los dibujos firmados de Felice Herrig fueron un éxito y se agotaron a los pocos días de que la peleadora los exhibiera.

“No sé si la economía está lenta o qué sucede. Vendía más cuando era peor [como artista] y ahora que en verdad encontré mi estilo, esto ha estado más lento. Pero soy un artista y se supone que debo hacerlo por el amor y la creatividad y todas esas mamadas, ¿no?”, explica Evan en un tono bromista.

Sin embargo, es claro que Evan tiene una necesidad constante por dibujar. Cada vez que comienza un dibujo se llena de una gran emoción, aunque a veces el entusiasmo inicial se extinga conforme comience a observar todos los detalles que él considera  imperfecciones.

“Con el dibujo de Anderson Silva—que fue un retrato por comisión—el dueño quería a Anderson con el cinturón de campeonato. En un principio estaba muy emocionado por dibujarlo pero cuando lo terminé sólo quería tirarlo por la ventana aunque todos me dijeron que me quedó increíble. Hacer cinturones lleva muchísimo tiempo, es difícil retratar el metal, de verdad que es un dolor de cabeza”.



Uno de los dibujos que más disfrutó hacer y considera una de sus mejores obras fue el retrato de Finn Balor, luchador de la WWE. Cuando Evan etiquetó a Finn en un tuit para decirle que le gustaría retratarlo, cuenta que “Fin puso mi comentario como favorito, entonces lo hice. [Finn] etiqueta todos los dibujos que sus admiradores le hacen, pero cuando yo subí su retrato, no quiso retuitearlo, ni le dio favorito, ni hizo un sólo comentario… nada… así es mi vida como artista… (risas)”.



A pesar de tener suficientes obras para cubrir y adornar varios espacios, cuando Evan termina una obra, de no entregarla al dueño, ésta acabará en un closet de su casa. Las únicas obras que tiene enmarcadas en su casa son un retrato a lápiz de su esposa—cuando era niña—y dos pinturas que hizo su hijo Jordan como alumno preescolar.

“Es el único arte que tengo en casa. No necesito estar viendo las cosas que he hecho. Eso es muy egocéntrico. Además estaría fijándome en todos los errores y detalles del dibujo. Hasta ahora, mi mejor creación ha sido mi hijo. De eso sí estoy verdaderamente orgulloso. Trato de pasar todo el tiempo posible con él, estar en todos sus partidos, llevarlo a surfear… ser un excelente padre”.

Pueden seguir a Evan a través de sus redes sociales Facebook y Twitter, deleitarse la pupila con sus trabajos en la página oficial, o divertirse un poco con su programa de radio.

Historias Relacionadas:

49 días de ejercicio, dieta y esteroides: El arte de y la construcción del cuerpo

Del ritmo urbano al MMA: Una entrevista con Justin Bua

Ilustración y Afición en las Redes: Entrevista con Erick Centeno

[[recommended]]

Comentarios