Textos

La FBI se une a la búsqueda de cinturones robados del Salón de la Fama de Boxeo

Fightland Blog

Por Sarah Kurchak

Fotografía por Michael Reynolds/EPA.

El jueves pasado, 5 de noviembre, en las tempranas horas de la mañana, por lo menos un sospechoso entró al Salón de la Fama Internacional de Boxeo en Canastota, Nueva York, y rompió tres vitrinas de trofeos conteniendo seis cinturones de título que fueron portados por Carmen Basilio y Tony Zale. La fuerza policiaca local recibió alerta del robo cuando la alarma de seguridad de museo se encendió a las 2:45 de la mañana, pero al momento de su llegada a la escena, el ladrón y los seis cinturones estaban desaparecidos.

“Es terriblemente molesto pensar que alguien haría esto”, dijo Edward Brophy, el Director Ejecutivo del Salón de la Fama Internacional de Boxeo en una declaración enviada a la prensa después del incidente. “Es devastador para el Salón de la Fama de Boxeo, y estamos confiados en que los artículos serán recuperados”.

Según el Oneida Dispatch, el Jefe de Policía de Canastota, James Zophy, dijo que la actualmente se realiza la investigación del robo. No hay video ni evidencia fotográfica de la escena, ya que el sistema de seguridad del Salón de la Fama no incluye una cámara, pero cualquiera que tenga información han sido alentados a contactar a la policía.

La división de antigüedades de la FBI, un conjunto de 16 agentes especiales que lidian con “crímenes de propiedad artística y cultura—lo cual incluye robo, fraude, saqueo y tráfico a lo largo de las líneas estatales e internacionales”, también se ha unido a la búsqueda de los cinturones. El Oneida Dispatch, también reportó que también hay una recompensa de 7,500 dólares por el retorno de los artículos perdidos, 5,000 dólares de ese fondo provenientes de los conductores de radio de rock clásico, Gómez y Lisa, y otros 2,500 del sobrino de Tony Zale, Thad Zale.

La compañía de seguranza del Salón de la Fama no puede asignar un valor en moneda de la propiedad robada, y la considero “invaluable”. Los seis cinturones son de gran valor histórico y sentimental para el Salón de la Fama Internacional de Boxeo y su comunidad.

Como señalo Leo Roth de Boxing Junkie: “Para los fans de boxeo, robarse los cinturones de Carmen es un particular golpe bajo. Eran él y su sobrino, el campeón de peso wélter de 1970, Billy Backus, quien inspiraron a los habitantes locales de Canastota para recaudar fondos y construir el Salón de la Fama en primer lugar. Basilio fue miembro de la clase inaugural de 1990 junto a Robinson, Muhammad Ali, Rocky Marciano, Joe Louis y Jake Lamotta.

“Zale fue inducido un año después. Cientos de figuras de boxeo han sido honrados desde entonces”.

Ted Zale, el sobrino de Tony, le dijo a la [estación] WSYR-TV de Syracuse que el último deseo de su tío era exhibir sus cinturones en el Salón como su manera de agradecer a sus fanáticos en la eternidad. Ted Zale dijo que la noticia del robo se convirtió de incredulidad a tristeza, y al coraje, “y seremos implacables hasta que recuperemos esos cinturones. Son nuestra herencia”.

Tony Zale, quien falleció en 1997, era un veterano de la Segunda Guerra Mundial, y un dos veces campeón de peso mediano que logró fama por una serie de tres peleas contra el legendario Rocky Graziano, ganando el primero y el tercero de los combates. Se dice que originalmente fue elegido para retratarse a él mismo en la película biográfica de Graziano en 1956, Somebody Up There Likes Me, pero fue despedido después de que una sesión de sparring previa a la grabación entre él y la estrella Paul Newman se puso seria y terminó noqueando al actor. El campeonato mundial de peso mediano de Zale en 1941, y los cinturones del campeonato mundial de peso mediano de 1948 estuvieron entre los artículos perdidos durante el robo.

Carmen Basilio, originario de Canastota, quien murió en 2012, era un campeón de boxeo como peso wélter y peso mediano que ganó prominencia por sus peleas como las épicas batallas contra “Sugar” Ray Robinson. Ganó el título de peso mediano en su primera pelea y luego lo perdió ante el mismo Robinson en la revancha. El cinturón de campeonato de peso mediano que ganó por derrotar a Robinson en 1957 está entre los cinturones robados. Los otros cinturones desaparecidos son el campeonato mundial de peso wélter de 1956, el campeonato estatal de peso wélter de Nueva York de 1953, y su campeonato mundial de peso wélter de 1955. 

Historias Relacionadas:

Mafiosos y Boxeadores en el East End de Londres

El peor boxeador británico le pone fin a su racha de 51 derrotas

Cassius Clay ahí te voy: Bob Dylan y el Boxeo

Comentarios