Textos

La hazaña de Enrique Barzola deja huella peruana en UFC

Fightland Blog

Por Claren Anderson

Fotografía por Edgar Montelongo.

Ha pasado casi cinco años desde que las artes marciales mixtas cambiaron de gran manera en Perú con la aparición de más promotoras y nuevos peleadores; ha pasado mucho tiempo desde que el coliseo El Rosedal se convirtió en el escenario clásico de las MMA nacionales donde veteranos y nuevos valores han hecho gala de sus habilidades en un sinfín de batallas; y ha pasado exactamente dos días desde que Enrique Barzola hizo historia en UFC tras vencer a Horacio Gutiérrez y ganar la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica.

Lo que el Arena Monterrey presenció el último sábado en lo que fue la segunda pelea de la cartelera estelar, es un hecho histórico para Perú. El peruano Enrique Barzola levantó a lo grande su bandera blanquirroja después de lograr el triunfo más importante para su país en lo que respecta a las artes marciales mixtas. De forma desapercibida y casi sin decir nada, Barzola llegó a México mentalizado para cumplir su misión: dejar huella en las grandes ligas.

La prueba no fue fácil y tuvo en contra al mexicano Horacio Gutiérrez, uno de los peleadores más talentosos que pisó la casa de TUF Latinoamérica II. Lo que “El Fuerte” hizo en la pelea fue ejercer una estrategia inteligente de principio a fin, mostrando su gran gama de habilidades para la luta livre derribando, controlando y empleando un sólido golpeo a ras de la lona que paulatinamente desgastó al mexicano. El juego de pies de Barzola fue otra de las claves para evitar el punto fuerte de “The Punisher”, la pelea de pie, evadiendo la mayor parte de los golpes de Gutiérrez y entrando en los momentos idóneos con excelentes derribes. Una y otra vez durante los quince minutos de pelea, el peruano se mantuvo con la lucha, poniendo control, efectividad y agresividad.

Desde luego, el triunfo de Enrique Barzola es más que eso. Por primera vez en su historia, al menos en lo relativo a las MMA, Perú jamás había tenido tan alborotado a los medios de comunicación locales. Ni Tony De Souza, pionero peruano en el UFC, o Luis Palomino, otro de los mejores peleadores peruanos que compite en WSOF de Estados Unidos, habían logrado despertar tanta fiebre, atención y emoción; los fanáticos mostraron un apoyo incondicional escribiéndole cientos de mensajes a Barzola en su cuenta personal de Facebook, y los medios locales hicieron muchas notas promocionando su tan esperada pelea, tanto en redes sociales, prensa escrita y televisión.

Pero la reacción de la afición ha sido un sentimiento que “El Fuerte” ha sabido cultivar con el pasar de los meses durante su estadía en el reality. Un canal local emitía cada episodio y, a raíz de eso, se generaron muchas expectativas hasta el día en que, luego de vencer por nocaut técnico a César Arzamendia, se supo que un peruano disputaría la final del torneo más conocido de UFC.

El camino no fue fácil. Barzola estuvo muchos meses alejado de su familia y amigos entrenando en el gimnasio estadounidense American Top Team. Y cuando recibió la invitación para participar en TUF Latinoamérica II, en primera instancia se presentó como un gran reto y no sólo por tener competencia de nivel, sino también por aceptar pelear en setenta kilos cuando él siempre ha sido un peso pluma.

Enrique Barzola ha hecho su entrada por la puerta grande, con dos victorias en la casa de TUF y venciendo al favorito Horacio Gutiérrez frente a su público mexicano, que el mismo Barzola se fue ganando a pulso. Y lo que le sigue ahora es una carrera que ya creó grandes expectativas, pero Barzola, siendo en realidad un peso pluma que subió a los ligeros, podría regresar a su antigua división, a no ser que aproveche su biotipo y opte por descender incluso hasta gallo.

Realmente no hay categoría fácil en el UFC, tampoco pelea fácil; es el lugar donde llegan los mejores peleadores del mundo, y si estás ahí es porque andas haciendo bien las cosas. Para hacer sus pininos dentro de la promotora estadounidense, si es que retorna a pluma, Enrique Barzola podría enfrentar a peleadores como Damon Jackson (su suspensión vence en febrero), Charles Rosa o al japonés Teruto Ishihara. O, en caso de que baje a gallo, a Marco Beltrán, Marlon Vera o Guido Canetti, todos salidos de la primera temporada de The Ulitmate Fighter Latinoamérica.

Fue en el 2001 cuando Tony De Souza peleó en el UFC por primera vez, y ha tenido que pasar más de catorce años para que otro peruano vuelva a pisar ese octágono. El talento del país sudamericano ya se dejó ver y la victoria de Enrique Barzola sólo podría abrirle las puertas para que otros peleadores salgan a flote y el mercado siga expandiendo.

Historias Relacionadas:

UFC Monterrey: Resultados

UFC Monterrey: Cortando Peso

UFC Monterrey: Pesaje en Fotos

Comentarios