Textos

Las Mejores Sumisiones de 2015

Fightland Blog

Por Staff de Fightland

Fotografía por Jeff Bottari/Zuffa LLC.

Como si doce meses fueran pocos, pero nos pasaron como tormenta apresurada, llena de fuerza y velocidad. UFC 182 abrió el año. Parece que fue hace mucho y parece que apenas pasó. Jon Jones derrotaba a Daniel Cormier y la cartelera no presumía ninguna sumisión. No fue hasta una estrangulación D’arce por parte de Charles Rosa que UFC tuvo su primera sumisión del año, pero un recorrido anual de las finalizaciones y las batallas a ras de lona sería enciclopédico.

En Fightland nos reunimos y discutimos algunos de los mejores momentos del año, incluyendo las sumisiones que más nos llamaron la atención. Para hacerle honra a las artes combativas de sumisión como el jiu-jitsu brasileño, la lucha catch y todos las artes marciales que han aportado derribos, posiciones y sumisiones a las artes marciales mixtas, hicimos una pequeña lista de las mejores llaves de 2015, sin orden de preferencia, sin calificación de mejor o más relevante que los demás, y simplemente haciéndole homenaje a los que lograron marcar el año de alguna manera u otra. Lo dijimos con los nocauts, y siempre que enlistamos lo diremos, pues como siempre, las listas son controversiales, nunca satisfactorias y mientras las opiniones serán distintas, es una forma de recordar sucesos y trayectorias. En este caso, un año más. Éstas fueron las mejores sumisiones del año.

Maryna Moroz vs Joanne Calderwood

Maryna Moroz aparecía como la improbable heroína, debutando en UFC a sus 23 años de edad y en su sexta pelea profesional para enfrentar a la experimentada, invicta y reconocida Joanne Calderwood. Moroz llegó confiada en su pelea de pie, en sus movimientos y combinaciones, sin temerle al muay thai de Calderwood. Con presión y buenos movimientos, Moroz fue encontrando el blanco, pero Calderwood respondía bien. Sin embargo, Moroz ya daba sorpresa al empezar controlando el ritmo de la pelea con facilidad. La ucraniana siguió presionando, abrumando a su rival escocesa contra la reja. Ambas forcejeaban en el clinch cuando Moroz se amarró del brazo de Calderwood antes de brincar hacia un intento de barra de brazo voladora. Cayó a la guardia sin la llave, pero siguió enganchada del brazo e insistente con la sumisión hasta conseguirla. Moroz cerró con fuerza y obligó la sumisión en 90 segundos de pelea. La reacción de la campeona Joanna Jedrzejczyk expresó la sorpresa de la mayoría.

Marcos Galvao vs Joe Warren II

Cinturones, contundencia y sumisiones son receta para estar en una lista como ésta. Después de apariciones en Shooto Japón, Jungle Fight y WEC, el brasileño Marcos Galvao aparecía por primera vez en Bellator para enfrentar a Joe Warren en 2011, perdiendo por una decisión bastante controversial que mucho veían a favor de Galvao. El brasileño, sin embargo, se quedaría como un nombre estable en la promotora, y aunque presume un tercer grado en su cinta negra de jiu-jitsu brasileño, no había conseguido una sola sumisión en la promotora hasta que se encontró de nuevo con Warren en la pelea estelar de Bellator 135. La anticipada revancha sería por el título de peso gallo que sostenía Warren.

La pelea empezó llena de presión por parte de Warren, aunque ambos intercambiaban derribos y dominio en el clinch. Warren parecía aventajarse al lograr controlar mejor el ritmo de la pelea, entre los enganches y los pocos intercambios de pie. El segundo round comenzó con más presión de Warren quien parecía tomar la espalda del brasileño, pero ambos estaban de pie cuando Galvao se fue al piso para atacar la pierna de Warren. Galvao transicionó hacia una barra de rodilla profunda, giró, mantuvo posición con respuesta a cada intento de Warren por zafarse, y cuando llegó a establecer el agarre, los peleadores intercambiaron miradas en un instante como si reconocieran lo inmenente. Galvao hizo palanca con fuerza, Warren soltó un grito, y “Big” John McCarthy detuvo la pelea. (Véanlo aquí).

Tony Ferguson vs Edson Barboza

Tony Ferguson sigue escalando en el ranking de los pesos ligeros, y cada vez que sale de una pelea sigue pidiendo mejor competencia. Todo indicaba que estaría a una victoria para encontrarse en una pelea de campeonato cuando se le programaba ante Khabib Nurmagomedov, pero tras su lesión se le colocó contra el peligroso brasileño Edson Barboza al final del año. Ferguson y Barboza dieron una pelea movida y de ritmo alto. Ferguson no dejaba de presionar, buscando su alcance, avanzando e intentando de conectar a Barboza, pero el brasileño lucía su aclamada técnica y su pateo veloz, saliéndose de los ataques y conectando mejor. Ferguson no paraba de ir al frente y la presión disminuía a Barboza quien poco a poco fue demostrando una decaída en su pelea, probablemente también confundido con la presión que Ferguson manejaba a pesar del ritmo de la pelea y de los golpes que conectaba. Barboza parecía ya sin respuesta cuando entró por el derribo, pero Ferguson aprovecha el momento para buscar su preferida llave D’arce. Barboza intenta defender pero Ferguson demostró una vez más la maestría que tiene de la estrangulación D’arce y finaliza en el segundo round tras una pelea intensa de acción ininterrumpida, ensangrentada y una de las mejores del semestre para cerrar el 2015.

Joe Proctor vs Justin Edwards

Intercambios, movimientos de pie, contraataques, enganches, lucha, sumisiones, escapes, golpeo a ras de lona… quince minutos de esta realidad son de los quince minutos más exigentes y agotantes que un atleta de alto rendimiento puede enfrentar. Superar esto hasta el final es un logro por sí mismo, pero conseguir una finalización contundente en los últimos segundos, sacando esos últimos gramos de energía para asegurar una victoria es admirable. Joe Proctor escuchaba el tronido que indicaban los últimos diez segundos de pelea en el tercer round de su combate ante Justin Edwards. Con un candado frontal, respirando profundamente a falta de aire, Proctor pudo haberse mantenido ahí para sobrepasar la fatiga y decir que sobrevivió otros quince minutos de guerra. Pero Proctor se lanzó por todo, fue deslizando su brazos poco a poco, sin importar la falta de tiempo, sin importar la fatiga, apretando cada vez más su agarre, y cuando sintió la posición exacta, escaló su posición para sentarse a su guardia y cerrar una apretada guillotina, dejando a Edwards completamente inconsciente, ganándole no sólo a su rival, sino al último campanazo que marcaría el fin de la pelea por dos segundos.

Demetrious Johnson vs Kyoji Horiguchi

Hablando de sumisiones de último momento, Demetrious Johnson, ahora el número uno libra-por-libra, ha seguido demostrando mejorías e impresionando a todo el mundo del MMA mientras domina el cetro de los pesos mosca de UFC. Ante el joven prospecto Kyoji Horiguchi en UFC 186, los talentosos peleadores entraban al quinto y último round de campeonato. La velocidad en la que ejecutaban la técnica a lo largo de la pelea y mantenerlo así impresionaba, pero Johnson es el campeón indiscutido por algo y con todos los argumentos lo demostraba de nuevo. “Mighty Mouse” fue dominando a su contraparte japonesa minuto tras minuto, mezclando sus combinaciones con lucha y sus impecables movimientos sin perder posición. Entraban los últimos momentos de la pelea y Johnson no dejaba de trabajar, conectaba una rodilla, regresaba a Horiguchi al piso, controlaba desde el crucifijo para seguir castigando, y entendiendo los segundos restantes, Johnson cambia de posición para buscar una última sumisión. Johnson amarra el brazo, se pasa al otro lado, gira su cuerpo y encaja una dibujada barra de brazo para finalizar a Horiguchi con un segundo para que terminara la pelea. Un récord que parece ser imbatible, Johnson conseguía la sumisión al 4:59 del quinto round para retener su cinturón una vez más.

Fabricio Werdum vs Cain Velasquez

Había mucho cuestionamiento por parte de Fabricio Werdum a Cain Velasquez, jugando con la psique de uno de los pesos completos más dominantes de la época actual del MMA. Por fin Velasquez hacía su debut en México para UFC 188, donde enfrentaba a Werdum para unificar el título de pes completo. Werdum presumía su ardua preparación en las alturas de Toluca para aclimatarse al aire de la Ciudad de México, y Velasquez confiaba en su preparación de siempre y en su maquinaria de cardio que jamás le había fallado. Pero en contra de los pronósticos, a Werdum le demostró ser eficiente su preparación, mientras Velasquez encontró dificultades jamás enfrentadas.

Velasquez salió presionando como siempre, retrocediendo a Werdum, buscando el clinch, conectando golpes duros a corta distancia, pero el brasileño resistía, mantenía la calma y buscaba su técnica de muay thai para manejar la pelea de pie. En pocos minutos de pelea, Velasquez disminuía su energía y Werdum comenzaba a controlar la pelea, conectando mejor, tambaleando a Velasquez con una rodilla en el clinch, y siendo fiel a su estrategia, daba indicaciones de una sorpresa. En el tercer round, Velasquez intentaba de reponerse, pero Werdum estaba en completo control. Buscando su lucha para cambiar el ritmo, Velasquez entró por un derribo y Werdum lo aceptó con gran bienvenida, y mucha confianza en su jiu-jitsu brasileño. Con una guillotina Werdum se fue al piso para jalar la guardia mientras Velasquez entraba al derribo, y segundos después, el brasileño se convertía en el campeón indiscutido, unificando el cinturón de peso completo y dando otra sorpresa más en su carrera.

Ronda Rousey vs Cat Zingano

Venía de noquear a Sara McMann en 66 segundos y a Alexis Davis en 16 segundos. Ronda Rousey era la campeona invicta y parecía que con los puños estaba terminando a sus contrincantes con la misma eficacia que con su característica barra de brazo. No obstante, Cat Zingano representaba esa aguerrida peleadora para surgir de las circunstancias más complicadas para sacar victorias, y se anotaba ahora como la retadora de Rousey, la más complicada y dura, y en una esperada pelea estelar para UFC 184. Pareció que le ganó la ansiedad en primer instante, pero después, definitivamente fue Rousey quien le puso su sello.

Zingano salió como rayo, y aborazada por atacar a Rousey se echó una carrera contra ella para impactar con una rodilla voladora. Rousey la recibió como sabe, en el clinch y una proyección. Zingano buscó la posición superior, Rousey revirtió, Zingano hizo otro escape, Rousey le tomó la espalda, Zingano ya no tuvo respuesta y Rousey pasó una pierna por encima de su cabeza para continuar la transición a la barra de brazo. Fueron 14 segundos oficiales los marcaban la finalización más rápida en la historia de una pelea por título de UFC (hasta que Conor McGregor noqueó a José Aldo en 13 segundos), y Rousey sonreía en victoria nuevamente.

Hubo grandes peleas en un gran 2015 llena de sumisiones, como el triángulo volador de Godofredo Pepey sobre Andre Fili que debemos de reconocer simplemente por el hecho de intentarlo. Es difícil enlistar las mejores del año entre tantas destacadas sumisiones, y mencionamos unas más: Thales Leites dejando a Tim Boetsch inconsciente con un triángulo de brazo; Aljamain Sterlin utilizando ese mismo triángulo de brazo tras transicionar de la espalda sobre Takeya Mizugaki; la gran barra de brazo de Ronaldo Souza luciendo su jiu-jitsu ante Chris Camozzi; o el invertido triángulo que encajaba Liam McGeary para deshacerse del pesado golpeo a ras de lona de Tito Ortiz. Cierra el año con velocidad, pero el MMA no parece tener freno, por lo que entraremos de corrido al 2016, esperando una creciente escena general del deporte y la cultura que la rodea. 

Historias Relacionadas:

El año en que mi hermana Ronda Rousey se convirtió en superestrella

Los Mejores Nocauts del 2015

El boxeo en 2015: Las mejores peleas de 2015 - Parte I

Comentarios